Novetat discogràfica: Simón Orfila “My Dream”

Novetat discogràfica de 2013

 

Obres: Cançons catalanes, menorquines i americanes, romanzas de zarzuela i el famós “Maria” del West Side Story de Leonard Berstein.

Simón Orfila – Baix-baríton

Orquesta Real Filharmonía de Galicia

David Giménez Carreras – Director

 

Producció artística: Antoni Parera Fons

Editat i distribució: DISCMEDI

Simón Orfila adjunta en la caratula del CD aquestes paraules:

“La verdad es que este disco nació allá por 1998, cuando yo tenía poco más de 20 años y ya llevaba un tiempo estudiando con Alfredo Kraus. Al verme tan joven y solo en Madrid, medio perdido al estar por primera vez lejos de mi isla, el maestro y su familia casi me habían adoptado: con absoluta generosidad, él, su esposa y sus hijas me abrieron su hogar y me trataban como si fuera uno más. El caso es que por ese entonces Kraus tenía que grabar Marina, de Arrieta, junto a María Bayo y Juan Pons, para una colección de Zarzuela y ópera española. Uno de esos días me llamó el bajo Stefano Palatchi, que ya me había escuchado cantar, y me dijo que él estaba convocado para interpretar a Pascual en esa grabación, pero que finalmente no lo podría hacer y que, si me apetecía, que se lo comentara a Kraus para que yo lo reemplazara. Lo hablé con el maestro y él llamó inmediatamente a los productores para pedir que me incorporaran al reparto, pero al final no pudo ser. Y esa Marina se grabó sin mí. Dos años después del fallecimiento de Kraus, yo estaba cantando I Puritani en el Liceu de Barcelona (2001) y el productor de esa Marina, Antoni Parera Fons, me llamó para invitarme a comer: dijo que me tenía que explicar una historia y que tenía una deuda conmigo -yo no entendía nada-; se trataba de una promesa que él le había hecho a Alfredo Kraus. Yo me quedé de piedra: a raíz de la situación que se había creado antes de la grabación de Marina, resulta que el maestro incluso había llegado a renunciar a la grabación si no me dejaban participar. Al final lo convencieron de que no se apeara del proyecto prometiéndole que Antoni, algún día, produciría un disco mío… Así nació este sueño que hoy se convierte en realidad.

Cuando hablamos, decidimos esperar a que mi voz evolucionara, como es lógico en la cuerda de bajo, ya que todavía no había alcanzado mi plena madurez. Y hace un par de años, después de casi una década de la llamada de Antoni, llegó el momento y nos pusimos a ello. Por lo mismo, en este primer disco en solitario he preferido hacer un repertorio que se adapta totalmente a actuales características vocales; ya vendrán las arias de ópera, porque la voz tiene todavía que seguir su proceso: ahora he preferido grabar romanzas de zarzuela y canciones, todas melodías que son parte de mi historia personal. Se trata de piezas menorquinas que he escuchado y cantado desde pequeño y que son muy populares en mi isla; allí todos las conocen, pero siempre se cantan con guitarra, en armonizaciones muy simples, y para este disco hemos encargado arreglos para mi tonalidad y para orquesta sinfónica: el resultado es increíble. A eso se unen tres canciones catalanas que siempre me han inspirado y que he escuchado mil veces en diferentes versiones, al igual que las tres americanas: forman parte de mi banda sonora particular. Las romanzas de zarzuela que aparecen en el disco son muy especiales: Despierta negro, por ejemplo, es la primera que canté en público cuando tenía 16 años en Alaior; fue en un festival que organizamos para recaudar dinero para nuestro viaje de final de curso… Son romanzas que me encantaban desde niño, ya que en casa corría un disco del bajo menorquín Antonio Borràs que yo me sabía de memoria. Hemos incorporado además canciones populares relacionadas con Menorca, como I ara què?, de la etapa de cantautor de Antoni Parera Fons, que en 1967 ganó el tercer lugar del IV Festival de la Canción Menorquina que se organizaba en mi pueblo, Alaior, y que en esta versión sinfónica que hemos grabado ha quedado muy dramática, con mucha fuerza. A ellas se unen Escolta es vent y Xoroi, dos historias muy arraigadas en la isla, la última de ellas de un gran amigo, Arcadi Gomila. Los arreglos son estupendos, de un gran nivel y estoy muy satisfecho y emocionado con el resultado. Uno de los sueños de mi vida hecho por fin realidad… ES MEU SOMNI, MY DREAM…”

Simón Orfila

 

L’interpretació de Simón Orfila és brillant, on desplega tots els seus registres passant per la sencillesa més càlida i emocionant de les cançons de la seva estimada Menorca, per una sorprenent i fantàstica versió del fragment “Maria” de West Side Story de Bernstein, i amb unes romanzas de zazuela impecables i passionals. Orfila canta amb entrega, expressivitat, bona dicció, amb una veu brillant i equilibrada en tot el seu registre, i amb un gran domini tècnic.

Les adaptacions que s’han fet per determinades partitures estan molt ben fetes i encertades.

L’Orquesta Real Filharmonía de Galicia toca amb un bon nivell orquestral, i el director David Giménez dirigeix amb efectivitat.

El que s’ha de dir es que aquest DC es nota que Simón Orfila l’ha fet amb una gran il·lusió i amb amor, per què quan el sents et transmet felicitat.