“Norma” de Bellini al Festival Castell Peralada

Auditori Parc del Castell de Peralada s’estrena dimarts 6 d’agost l’òpera Norma.

 

Òpera Norma, de Vincenzo Bellini (1801-1835). Llibret de Felice Romani.

Norma – Sondra Radvanovsky

Adalgisa – Marina Prudenskaya

Pollione – Josep Bros

Oroveso – Carlo Colombara

Clotilde – Mireia Pintó

Flavio – Joan Plazaola

 

Natàlia Porterias i Mercè Bartrolich – Figuració

Susana Gómez – Direcció escènica

Antonio López – Escenografia

Alfonso Malanda – Il·luminació

Gabriela Salaverri – Vestuari

 

Cor de Cambra del Palau de la Música Catalana (dir. Josep Vila)

Orquestra Simfònica de Barcelona i Nacional de Ctalunya (dir. Pablo González)

 

Carlo Montanaro – Director musical

Per primera vegada es representa l’òpera Norma a l’escenari de Peralada i que es dedica al recenment desaparegut Francesc Fontanals. La posada en escena de la asturiana Susana Gómez va ser creada per l’Òpera d’Oviedo.

La directora d’escena Susana Gómez adjunta aquest text sobre la seva posada en escena:

NORMA

“La magia del teatro, y por tanto también de la ópera, se basa en su capacidad para generar imágenes a través de elementos simbólicos y de la luz que se suman a la acción de los intérpretes sobre el escenario. Todo está a su servicio para que puedan crear y comunicar su relato. El espacio vacío en el que se desarrolla el juego escénico no es más que el marco más diáfano posible en el que se inserta la historia que pretendemos narrar.

Según este planteamiento dejamos a la imaginación del espectador la composición de los bosques umbríos, el refugio de Norma y el templo de Irminsul. Tan solo la luna, símbolo del poder femenino, de las fuerzas naturales y sus misterios, se presenta en una forma convencional y reconocible. Al igual que el astro nocturno, Norma revela a lo largo de la ópera diversas facetas de su carácter. Este personaje, que combina las cualidades de la temeraria Medea y la sabia profetisa Velléda, muestra en cada momento un aspecto diferente de su personalidad, lo cual confiere una gran complejidad a este rol, hecho que también se refleja en la partitura de Bellini.

El espacio vacío, la luna y los cantantes na un lado; el público al otro. Y envolviéndolo todo, una música que desentraña los conflictos y estados de unos personajes que ya se han consolidado como arquetipos, como figuras míticas. En este caso, además, la música de Vincenzo Bellini que da forma a las palabras de Felice Romani juega un papel fundamental en el desarrollo de la trama marcando los contrastes, las atmósferas y la temperatura emocional de los personajes. Sin ella sería imposible embarcarse en una puesta en escena que se basa únicamente en la presencia de unos cantantes excepcionales y la expresividad de su instrumento. Desde la escena nos hemos dejado llevar por el ímpetu de la orquesta y eso nos empuja a levantar el telón con el fin de contar toda esta historia, digna criatura de un tiempo en que la resistencia gala contra la dominación romana se podría interpretar como el trasunto o metáfora del naciente Risorgimento así como de la lucha del pueblo italiano para construir su identidad nacional, y que hoy nos habla también de las peripecias de una mujer vulnerable y generosa que decide el rumbo de su vida hasta sus últimas consecuencias”.  Susana Gómez direcció d’escena de Norma