Entrevista al baix Carlo Colombara

¿Como empezaste con la música y el canto?

Como todos los locos que aman la música y la ópera, eso es una enfermedad. La primera vez que tuve ocasión de ir a la ópera tenia 9 años y fue porque a mi madre le dieron una entrada gratuita en la oficina donde trabajaba y yo fui a ver la ópera Carmen. Me enamore como un loco y siempre pedía a mis padres que me dejaran volcer al teatro para escuchar operas, estaba completamente enamorado de este género musical y fue por una casualidad de la vida.

¿Empezaste a estudiar música para cantar?

Empecé a estudiar música a los 12 años, primero con el piano y luego a los 15 años empecé a intentar cantar aunque no tenia voz, pero me gustaba tanto que seguí y fuimos buscando la voz con mi maestro y por suerte al final sí que tenia voz para cantar.

¿Que personas han influenciado definitivamente en tu carrera?

Las personas que me han influenciado mas en mi trayectoria son dos directores de orquesta; George Solti y Riccardo Muti en referencia a La Scala de Milan. Solti me escucho mediante una audición en Bolonga y hablo con Muti de este bajo que le había gustado tanto, y Muti quiso hacerme otra audición con el resultado que a raíz de esto empecé a cantar en La Scala durante 12 años siempre bajo la batuta de Muti y abriendo la temporada en el año 1997 con la ópera Macbeth. Yo creo que la persona mas importante siempre a sido Riccardo Muti.

¿Como definirias tu momento vocal?

No puedo definirlo yo, lo debe hacer la gente que me escucha y los críticos.

¿Pero tu como te sientes?

Ahora me siento muy bien, no me aburro de cantar y si alguna vez me aburro es por alguna producción donde participo, pero este es mi trabajo y lo importante es continuar haciendo esto. Ya hace unos años que tengo la voz para un bajo, cuando empecé tenia la voz muy clara, por que yo la primera vez que cante tenia 22 años y la voz del bajo madura la tuve mucho después, desde hace unos años yo creo que es el mejor momento.

¿Que papeles te han dado mayores satisfacciones?

Si preguntas esto cualquier bajo te dirá Felipe II de Don Carlo, es normal ¿no?, pero extrañamente lo que me a dado más satisfacciones es el papel de Zaccarias de Nabucco, que no me gusta porque es muy cansado y es muy difícil porque es un rol más de barítono, pero es el que he cantado más alrededor de 120 funciones.

¡Eso son muchas!

¡Son demasiadas! Lo voy a quitar de mi repertorio porque no creo que pueda beneficiar a mi voz cantar siempre en una tesitura un poco mas alta de lo normal.

¿Hay algún papel que no aceptarías nunca aunque este dentro de tu vocalidad?

Mira… yo he cantado casi todo lo que está escrito para bajo, incluido el repertorio verdiano para mi voz hasta Oberto que es un bajo-barítono. Creo que es más fácil que te responda que no cantare nunca más óperas que ya canté como Oberto y I Lombardi, porque son muy agudas y que las canté en un periodo que estaba un poco más loco que ahora.

¿Hay algun papel que te da una especial ilusión interpretar?

Si, Mefistofole de Arrigo Boito. Este es un papel muy importante para un bajo, también espero cantar Boris. Tu si preguntas a todos los bajos sus respuestas siempre serán en torno a Felipe II, Mefistofele, Fausto y Boris.

Si… pero eso depende del tipo de voz que tiene cada bajo, ya que no todos pueden cantar ese repertorio.

Mira, ahora no se entiende nada por que todos cantan de todo y esto es un problema, sobre todo para el público que no entiende nada. Yo creo que estos son los papeles principales para bajo de la historia del canto. Don Giovanni también lo cantaba Siepi y Pinza, pero ahora lo cantan voces más o menos… solo Carlos álvarez lo canta con la voz verdadera. Este también es un papel que me gusta, pero el problema es que los directores no están acostumbrados ha hacerlo con cantantes con voz y eso es un problema para mi, ya que voz yo si que tengo.

¿Como es tu relación con el público?

Muy buena porque el público tiene una relación muy suave con los bajos. No soy un tenor ni una soprano y eso me permite poder cantar con más tranquilidad. Tengo siempre buena relación con el mimo que un bajo pueda tener, ya que no tengo un público de “fans” y esto por una parte es bueno y por otra parte falta.

Si, pero parece que no aprecien tanto la voz de un bajo cuando es tan valiosa y respetable como las demás.

Para apreciar la voz de un bajo se necesita una cabeza muy grande y no solo los ojos y los oídos. Se necesita lo que tienes dentro de la cabeza, ya que cuando canta un bajo suenan cosas muy profundas. Necesitas un clik de más, ya que el canto no es tan directo, tan instintivo y necesita un poco más de profundidad auditiva.

¿Crees que el momento actual operístico va bien encaminado, o crees que en algún aspecto tendría que cambiar y renovarse?

Siempre se va renovando. Lo importante es que el teatro y la cultura siga interesando al público joven; como por ejemplo el teatro del Liceu hace muchísimas cosas para niños, y esto es una cosa que me encanta. Aquí estoy seguro que en los próximos 20 años estos niños  serán el público. La ópera está viviendo un momento muy difícil y la culpa es de los padres, de la escuela y de algunos teatros que no hacen nada para los niños. A mi me empezó a gustar la ópera por mi casa, y también por mi escuela que cuando tenia 10 años íbamos al teatro a escuchar ópera, y esto no es solo bueno para la ópera, sino también para la cultura en general. La música clásica es una cosa que no le puede faltar a un joven para su experiencia en la vida, no puede ser que un niño solo pueda saber lo que hay dentro de ese electrodoméstico horroroso que es la televisión, o solo jugar con la play station, es necesario sensibilizarlos cuando son muy pequeños con la música clásica y con la lectura inteligente para que en el futuro haya un mundo mejor que el que tenemos ahora.

¿Que nos puedes decir de los directores de escena actuales?

Que algunos son personas que aman la ópera y que despiertan al público, y algunos que solo se aman a si mismos. Algunas óperas son el resultado de algo personal del director de escena y esto es una falta de respeto hacia la música, cantantes, público y para la inteligencia general. El teatro no es un museo muerto, es un museo que se va renovando con respeto a todo, y lo que hacen algunos directores de escena me parece una basura; como un Nabucco que se hizo en Berlin donde todo el coro iban vestidos de abejas!!! La gente que ama la ópera debe saber abuchear cuando toca y si con eso no basta deberían esperar al director de escena fuera y pegarle por que les roba su dinero, si , si, si!!! Si yo tengo que cantar en estas condiciones afortunadamente yo llevo gafas, y sin mis gafas veo mucho menos, y cuando es una mierda total yo no me pongo las lentillas y yo canto para el público. Mi cabeza va para otra parte, yo me pongo delante y pienso con el público y solo pienso en cantar bien y así no sé lo que pasa detrás mio.

¿Crees que los cantantes noveles de hoy en día quieren subir demasiado rápido dada la época que vivimos donde todo va a una velocidad más acelerada aceptando papeles demasiado importantes y pesados? ya que la voz necesita su maduración progresiva.

Seguro que la voz necesita la maduración progresiva necesaria, pero algunas voces pueden cantar ya a los 25 años papeles importantes como Renata Scotto que a los 20 años ya cantaba Madama Butterfly y que ha tenido una larga carrera como otros cantantes, pero normalmente es muy importante para el cantante que lo primero sea la auto crítica constante, saberse escuchar y entender lo que es bueno para su voz. El profesor es una cosa, el amigo otra, la mujer o el marido otra, el cantante debe tener su propia conciencia. Cuando empieza ha estudiar tiene que saber lo que es cantar, cuáles son sus límites y lo que puede hacer siempre; eso es lo más importante. No debe ponerlo en manos de otros, esto es lo que he hecho yo porque mi maestro que fue un gran maestro durante 10 años pensaba que yo era un barítono, y yo le decía que yo era bajo. Entonces yo tenía 17 años y ya decía que era un bajo, el me decía que si cantaba de bajo me faltarían agudos y me hacia vocalizar hasta el si bemol, bueno, eso con un canto horroroso, y yo siempre buscaba el si bemol, pero yo sabia que era un bajo… ¡y tenia razón! Por eso es muy importante la auto crítica constante, aunque los otros te digan ¡bravo fantástico!, tu tienes que decir gracias, pero tienes que saber cuando cantas bien y cuando cantas mal.

El Requiem de Verdi es una obra que cantas mucho.

Ya la he cantado más de 90 veces. Con el Requiem he tenido la oportunidad de conocer los más grandes directores de orquesta como Giulini en Londres, Muti, Abbado, Sinopli, Maazel, Metha… etc. Si no fuera por el Requiem no habría tenido la oportunidad de trabajar con todos ellos. Con las operas puedes encontrarte a veces grandes directores en la Scala, en el Met, en París, pero este tipo de directores hacen más música sinfónica. A Giulini si no hubiera sido gracias a esta obra no lo habría conocido. Me gusto mucho conocerlo no solo por su maestría, sino también por que era una persona muy agradable. El Requiem es una ópera sacra, porque no tiene la estructura de la misa normal, yo la entiendo  como una ópera oratorio sacra, es un mixto.

Hoy en día faltan algunas personas con gran personalidad con una batuta en sus manos, falta Solti, Giulini, Sinopoli, me faltan como personas, faltan grandes personalidades. Estos grandes directores que encontré en mi carrera y que no encuentro ahora, los que aun existen ya son mayores y por suerte yo cante con estos y puedo comparar. Falta gente con carisma en los directores de orquesta, ya que cuando entraba Solti todo el mundo se callaba, ya que también falta la disciplina que imponían estas personas. Los teatros estaban junto a sus directores que los amaban y los odiaban al mismo tiempo, y con la consecuencia que las orquestas tenían otra actitud a la que se tiene actualmente.

Si, porque antes los directores de orquesta tenían más autoridad a la hora de montar una ópera comparada a la que tienen ahora, eran más importantes que los directores de escena.

Mira, eso a cambiado en muchas cosas a lo largo del tiempo. En el tiempo de Rossini lo primero era el compositor y lo segundo los cantantes: Rossini componía las operas para sus cantantes, esa era la consideración que tenían los compositores por los cantantes, si no podían hacer alguna nota que habían escrito la cambiaban. Rossini decía cuando le preguntaban lo que tenía que tener un cantante, el les respondía que tenían que tener voz. Si hoy le preguntas a un director de escena lo que tiene que tener un cantante te responde que primero tienes que ser guapo y después todo lo demás. Rossini decía tres cosas: voces, voces y voces.

Después empezó con Wagner a ser más importante el director de orquesta hasta los años 80 más o menos, y lentamente a ido subiendo en importancia el director de escena, porque todo va cambiando con la televisión. Creo que la televisión ha acostumbrado al público a tener un sentido de la vista más fuerte que el oído, y esto no me gusta.

¿Se ha ido transformando un poco hacia el cine?

Si, pero un cine de baja calidad, tenemos cine, o un cine solo para mirar. Eso pasa también con la ópera, no es solo importante lo que se ve, es importante refinar todos los sentidos que tenemos, hay que activarlos.

Yo puedo entender que yo esté fuera del tiempo en algunas cosas, pero lo que yo daría por ver una función con Pavarotti y Caballe por ejemplo. “LA VOZ ES LO MÁS IMPORTANTE”.

Yo he estudiado muchísimo para encontrar un sonido que me guste, tantas horas para una bella nota. Lo que no entiendo es que se juzgue a un cantante por tener el pelo corto, o por tener más o menos grasa en su cuerpo. El teatro es un sitio donde se hace cultura, los modelos son de otro tipo de cultura. La música se escucha con los oídos y no con los ojos, yo creo esto, y alguien puede pensar que yo estoy fuera del tiempo, pero me da igual. Si realmente cantas bien sales adelante pero con una gran fatiga para superar todo esto.

Yo conozco un barítono italiano (que no voy a decir el nombre, ya que hoy en día es conocido), que hace 26 años atrás envió una grabación a Londres no suya, si no de Capucilli cuando era joven, ya que quería que lo contrataran como fuera, y al cabo de un mes lo contrataron…!¡fatntástico! ¿no?

¡No puede ser!

¡Si, si! Ahora tu puedes enviar tu foto totalmente retocada y con la grabación de otra cantante, ¡y ya está!