La Creación de Haydn en el Palau de la Música

Temporada de “Palau 100”  2017-2018

Lunes, 14 de mayo de 2018

 

Franz Joseph Haydn

– Die Schöpfung. Hob. XXI:2

 

Sandrine Piau – soprano

Hugo Hymas – tenor

Alex Rosen – bajo

Les Arts Florissants

Willian Christie – director

 

Haydn concibió la idea de escribir un gran oratorio en su primer viaje a Inglaterra en 1791. Después de escuchar varias obras de Händel, entre ellas el Mesías, Haydn manifestó: “Quiero escribir una obra que proporcione fama universal y eterna a mi nombre”. Fue compuesto entre 1796 y 1798 y se estrenó el 29 de abril de 1798 en Viena. La obra ilustra la creación del mundo, tal como se narra en el Génesis. Además de este libro del Antiguo Testamento, sus fuentes de inspiración son los salmos y El paraíso perdido de John Milto. El barón Gottfried Van Swieten fue el encargado de prepara el texto.

Interpretación luminosa y llena de vida la que nos interpretaron Les Arts Florissants y los solistas bajo la batuta de William Christie.

Christie enfocó su interpretación en los contrastes sonoros y en una lectura muy real y coherente, con un sinfín de dinámicas simulando la naturaleza con sus tormentas, sus cantos de los animales, sus luz del sol y de la vida misma. Trabajó la orquesta al máximo para extraer todos los matices posibles de la orquesta para crear texturas diferentes de gran riqueza musical, con un ambiente adecuado para cada aria, cara coro y cada recitativo, trabajando la teatralidad y el sentido del texto con todo su esplendor. Hubo momentos esplendorosos de gran luz y momentos misteriosos, contrastados con otros líricos y otros más recogidos. Christie dirigió con gesto firme y claro con expresividad y expansión comunicativa, creando un ambiente cálido y de feliz comunicación entre todos los intérpretes.

La orquesta sonó a buen nivel con unos músicos entregados, al igual del excelente coro de gran equilibrio entre las cuerdas y un sonido homogéneo y unificado con un color de calidad y volumen generoso.

Los solistas cantaron con un buen nivel vocal; la soprano Sandrine Piau desplegó un canto de buen gusto con unos dibujos musicales elegantes y una técnica impecable. El tenor Hugo Hymas cantó con una voz clara de correcta emisión y buena musicalidad, y el bajo Alex Rosen cantó sus partes con gran sentido teatral con una voz bien proyectada.