Hannu Lintu y la OBC

Temporada de la OBC 2017-2018

Domingo, 4 de marzo de 2018

Igor Stravinski

– Funeral song, op. 5 (1908)

Henri Dutilleux

– L’arbre des songes. Concierto para violín y orquesta

Igor Stravinski

– Petruschka (versión de 1947)

 

Ilya Gringolts – violín

Orquestra Simfònica de Barcelona i Nacional de Catalunya

Hannu Lintu – director

 

Stravinski dedicó “Funeral song” a la memoria de su admirado maestro Nikolai Rinski-Kórsakov que le enseñó el arte de la orquestación. La obra se estrenó en 1909 y desde entonces la partitura estuvo perdida, hasta que en 2015 se descubrió el manuscrito en el archivo del Conservatorio de Sant Petersburgo.

Empezó el concierto con Funeral song, obra que se interpretaba por primera vez con la OBC, con una interpretación intimista y con un cuidadoso trabajo en el sonido de las cuerdas de timbre lúgubre y refinado.

El concierto para violín “L’arbre des songes” de Henri Dutilleux fue un encargo de Radio France y que se estrenó en 1985 por la orquesta Nacional de Francia dirigida por Lorin Maazel y con el violinista Isaac Stern dedicatario del concierto por Dutilleux. El compositor escribió una obra con lirismo y bellas sonoridades de texturas interesantes y que dijo sobre ella: “es a la manera de un árbol sonoro, las ramificaciones del cual se multiplican y se renuevan constantemente”.

El Concierto para violín de Dutilleux estuvo interpretado por el fantástico violinista Ilya Gringolts que interpretó una partitura llena de dificultades técnicas con fuerza y virtuosismo, con un absoluto dominio de su instrumento y una técnica impecable. El violinista le aportó a la partitura pasión expresiva, musicalidad llena de sonoridades diferentes, con gran comunicación con un sonido de gran calidad y generoso, con unas dobles cuerdas muy timbradas y un arco esplendido. Fue una interpretación llena de expresividad tanto por el violinista como por la batuta de Hannu Lintu, dirigiendo la orquesta con empaque, precisión rítmica y un control absoluto del conjunto orquestal de una partitura muy interesante llena de texturas orquestales y de efectos sonoros muy originales.

Petruschka de Igor Stravinski es un ballet en un acto y cuatro escenas con coreografía de Michel Fokine, libreto de Stravinski y Alexandre Benois y decorados y vestuario también de Alexandre Benois. Fue compuesto durante el invierno de 1910-1911 y estrenado en Paris el 13 de junio de 1911 en el Theatre du Châtelet por los Ballets Rusos de Seguéi Diáguilev bajo la dirección musical de Pierre Monteux.

La maravillosa partitura de Stravinsky “Petruschka” con una espectacular orquestación fue interpretada con una brillante versión por parte del excelente director Hannu Lintu y la OBC. Lintu le aporto a la partitura unos grandes fraseos musicales con un sin fin de dinámicas diferentes creando una interpretación muy sugerente, enérgica, vivaz llena de vida, con un gran trabajo orquestal en la sonoridad extrayendo lo mejor de los músicos de la OBC, consiguiendo un sonido muy brillante y muy bien proyectado con una cuerda densa y potente, un metal muy claro preciso y brillante, una madera virtuosa y una percusión muy eficaz y muy bien articulada. Musicalmente estuvo llena de contrastes con una inteligente dirección siempre dando sentido a las frases musicales y a su contenido expresivo. Hannu Lintu es un director muy interesante y con mucha personalidad que dirige con una batuta muy precisa, un gesto claro amplio y generoso, con una musicalidad madura inteligente y creativa, y con un absoluto control orquestal para crear interpretaciones únicas consiguiendo que la OBC sonara con todo su esplendor.