Simon Keenlyside en el Ciclo de Lied

Temporada 2019-2020 del ” XXVI Ciclo del Lied” del Teatro de la Zarzuela y el CNDM

Lunes, 3 de febrero de 2020

Franz Schubert

-Scwanengesang (selección), D 957

Maurice Ravel

-Histories naturelles, op. 50

Francis Poulenc

-Pavane nº 2, FP 80 (solo de piano). Mazurka, FP 145. pAGANINI, Nº 3, FP. Quatre poèmes de Guillaume Apollinaire, FP 58.

Claude Debussy

-Voici que le printemps, L 52

Gabriel Fauré

-Le secret, op. 23, nº 3, IGF 99. En sourdine, op. 58, nº 2, IGF 49. Le papillon et la fleur, op. 1, nº 1, IGF 90

Simon Keenlyside – barítono

Caroline Dowdle – piano

Foto: CNDM – Rafa Marín

El concierto estuvo dedicado en la primera parte a los Lieder de Franz Schubert, y la segunda parte a la Chanson francesa de finales del siglo XIX.

La interpretación de la primera fueron una selección del ciclo “Schwanengesang” de Schubert que estuvo interpretado por un Simon Keenlyside entregado a la música y al texto con una buena musicalidad y una técnica impecable, donde le aportó a la obra de Schubert profundidad interpretativa en su sentido más dramático cuando la partitura lo requería, siempre dándole el sentido necesario al texto modulando su voz para darle el color necesario a cada texto. Hubo ciertos desajustes con la pianista Caroline Dowdle que no llegó a crear la musicalidad necesaria para cohesionarse con el barítono, ya que la pianista interpretaba de una manera y Keenlyside de otra, y eso hizo que la primera parte no acabara de cuajar.

La segunda parte ya fue más brillante. Keenlyside estuvo esplendido durante todo el repertorio francés y cohesionó mejor con la pianista, ya que la parte del piano en este repertorio es más efectista que técnica y hubo más entendimiento entre los dos.

El barítono desplegó todo su potencial en las obras de Ravel, Poulenc, Debussy y Fauré creando verdaderas vivencias en cada canción con absoluta dramaturgia, con una voz esplendida llena de matices y colores vocales, con gran expresividad y comunicación, con un gran dominio musical y del texto con una dicción exquisita. Keenlyside es un cantante inteligente de gran talento con la virtud de hacer llegar todo lo que el siente al público con absoluta honestidad y amor hacia el canto y la música, siempre con una voz de interesante timbre muy bien proyectada, con un dominio absoluto de la técnica que le permite modular su voz para expresar con gran calidad sus interpretaciones. Todo envuelto de una personalidad muy marcada y de unas interpretaciones únicas.

Al acabar el programa nos regaló tres propinas, y una de ellas fue la obra de Ravel “Kaddish” que se la quiso dedicar a la conmemoración del 75 aniversario de la liberación de Auschwitz con una interpretación tremendamente emocional con absoluto sentir y una sensibilidad profunda que nos dejó a todos clavados en la butaca con el corazón en un puño.

Foto: CNDM – Rafa Marín