Schubert y Britten en el Palau de la Música Catalana

Tempoarada de “Palau Grans Veus” 2017-2018

Miércoles, 14 de marzo de 2018

Franz Schubert

– Der Wanderer an den Mond, D. 870. Abendstern, D. 806. Des Fischersliebesglück, D. 933. An die Sonne, D. 439 (coro). Im Freien, D. 880. Bei dir allein, D. 866. Gott in der Natur, D. 757 (coro). Der Winterabend, D. 938. Nachthelle, D. 892 (coro y tenor).

Benjamin Britten

– I wonder as I wander. Three two part songs. Tom Bowling. Winter words 1, 2, 3, 4, 5. The ballad of Little Musgrave and Lady Barnard. Winter words 6, 7, 8.

 

Mark Padmore – tenor

Julius Drake – piano

Cor de Cambra del Palau de la Música Catalana

Simon Halsey – director

 

Concierto singular y diferente el que se ofreció en el Palau de la Música Catalana.

Fue diferente al interpretar obras de Schubert y Britten poco conocidas, también lo singular de los intérpretes; un coro de cámara, un tenor y un pianista que se iban alternando el repertorio entre sí.

En las obras de Schubert el tenor Mark Padmore y el pianista nos interpretaron cinco lieder con la marca inconfundible del tenor al darle más importancia al texto y su significado que al puro sonido vocal, interpretando las obras de Schubert con profundidad en los poemas con un significado muy intimo en su interpretación musical y vocal. Se intercalaron tres obras para coro; An die Sonne, Gott in der Natur (cor de voces femeninas a cuatro voces) y Nachthelle (coro de voces masculinas a cuatro voces con el tenor) con un Cor de Cambra equilibrado y de calidad sonora y vocal. Simon Halsey dirigió las partes corales con seguridad y una dirección precisa y muy musical, la obra para coro masculino y tenor fue lo más brillante de la primera parte con la sección masculina del Cor de Cambra brillante, empastado y con una absoluta conjunción con el pianista y el tenor. Julius Drake acompañó las obras con gran precisión y sabiduría musical.

Foto: Toni Bofill

La segunda parte fue más expresiva que la primera con unas obras de Britten muy interesantes y de riqueza musical. La obras interpretadas por Padmore y Drake fueron interpretadas con gran profundidad musical, con un énfasis muy marcado en el texto, con gran intimidad vocal y gran expansión vocal y un gran control musical por parte de los interpretes, dándole ese carácter intimista y a la vez misterioso y brillante que posee la música de Britten. Hubo dos obras para el coro “Three two part songs” para la sección femenina y “The ballad of Little Musgrave and Lady Barnard” para la parte masculina del coro interpretando estas magnificas partituras de Britten llenas de contrastes sonoros y de texturas donde el Cor de Cambra brilló en su timbre y en su conjunción vocal con una excelente dirección por parte de Simon Halsey y un excelente Julius Drake, acabando el concierto con las últimas tres canciones de “Winter words” con un fantástico y expresivo Mark Padmore y la fuerza interpretativa de Julius Drake.

Foto: Toni Bofill