29 noviembre, 2020

Sabine Devieilhe y Alexandre Tharaud en el Ciclo de Lied

Temporada del “Ciclo de Lied” del Teatro de la Zarzuela y el CNDM

Lunes, 16 de noviembre de 2020

Claude Debussy – Nuit d’étoïles. Francis Poulenc – Deux poèmes de Louis Aragon. Gabriel Fauré – Après un rêve, Notre amour. Maurice Ravel – Chanson française. Gabriel Fauré – Au bord de l’eau. Maurice Ravel – Sur l’herbe, Manteau de fleurs. Claude Debussy – Romance, La romance d’Ariel, Apparition. Gabriel Fauré – Les berceaux. Maurice Ravel – Cinq melodies populaires grecques. Claude Debussy – Ariettes oubliées.

Sabine Devieilhe – soprano

Alexandre Tharaud – piano

Precioso recital el que nos ofrecieron Sabine Devieilhe y Alexandre Tharaud con sensibilidad, delicadeza, musicalidad exquisita y elegancia.

Concierto dedicado a la “Chanson française” de mano de los compositores Claude Debussy, Maurice Ravel, Gabriel Fauré y Francis Poulenc que se fueron alternando sus obras durante todo el concierto.

La cohesión musical entre Sabine Devieilhe y Alexandre Tharaud es espléndida en su concepción de entender el discurso musical de las partituras, con una compenetración perfecta al ejecutarlas y una cohesión musical sublime con un fraseo elegante de profundidad musical con riqueza tímbrica y dinámica, dando a cada frase y a cada pieza una personalidad propia con expresividad y comunicación hacia el público. Crean grandes momentos sensitivos jugando con las dinámicas y las texturas de cada pieza con sutileza y buen gusto en un repertorio lleno de matices, sutilezas y riqueza sonora creando ambientes especiales únicos de gran sensibilidad.

Foto: CNDM – Rafa Martín

Sabine Devieilhe es una soprano coloratura con un timbre delicado, especial y precioso lleno de sutilezas y virtuosismo vocal, teniendo un control técnico absoluto de su voz que le permite poder crear todos los matices y expresividades que quiere evocar su personalidad como cantante, dotando a las partituras de una interpretación única y muy personal. Cantante versátil de extenso repertorio que domina desde el barroco hasta la música del siglo XX, siempre dándole el énfasis necesario que necesita cada obra y la expresividad con un dominio absoluto de la escena. Moduló su voz con grandes legattos y una lineal vocal elegante con variadas expresividades, pasando por momentos teatralmente más dramáticos a otros más distendidos, siempre entregada al texto y su significado con una musicalidad sublime.

El pianista Alexandre Tharaud es un gran intérprete de su instrumento con una calidad excepcional en lo musical como técnicamente donde domina absolutamente el teclado con una articulación envidiable, con un sonido de gran calidad, una musicalidad espléndida de profunda madurez. Le dio el ambiente adecuado a cada pieza creando momentos muy especiales con un gran abanico de fraseos y sonidos sugerentes de gran preciosismo sonoro y musical, con una absoluta cohesión con la soprano estando siempre atento de su canto y sus respiraciones como si fueran los dos un solo instrumento.

Pasaron de la sutileza e intimista música de las partituras de Debussy, a las partituras emotivas de carga expresiva de Fauré, contrastando con las partituras melancólicas de Poulnenc a la música fantasiosa y popular de las “Cinq mélodies populaires grecques” de Ravel, todo con un inteligente sentido musical de gran calidad.

La velada entusiasmo al público y fue tan aplaudida que nos regalaron tres propinas; la virtuosa “Air de feu” de “L’Enfant et les Sortilèges” de Maurice Ravel donde la soprano desplegó todo su esplendor y dominio vocal, la delicada aria “Viens, Hymen” de “Les Indes galantes” de Jean Philipe Rameau cantada con extraordinaria sutileza, y la preciosa y sentida “Youkali” de Kurt Weill interpretada con gran expresividad.

Maravilloso concierto el que nos regalaron, y que esperemos que podamos volver a disfrutar muy pronto de la conjunción de estos dos grandes intérpretes en nuestros escenarios.

Foto: CNDM – Rafa Martín