Juan Diego Flórez en el Palau de la Música Catalana

Temporada de “Palau Grans Veus” 2017-2018

Martes, 17 de abril de 2018

 

Wolfgang Amadeus Mozart

– Obertura de La clemenza di Tito. “Dies Bildnis ist bezaubernd schön” de Die Zauberflöte. “Si spande al solein faccia” de Il re pastore. Obertura de Don Giovanni

Christoph Willibald Gluck

– “L’espoir reanît dans mon âme” y “J’ai perdu mon Eurydice” de Orphée et Eurydice

Gaetano Donizetti

– Ballabile y danza militar de L’assedio di Clais. “Tombe degli avi miei… Fra poco a me ricovero” de Lucia di Lammermoor

Jules Massenet

– “Ah! fuyez, douce image” de Manon. “Pourquoi me réveiller” de Werther

Giuseppe Verdi

– Ballabile “La primavera” del tercer acto de I Vespri Siciliani. “Questa o quella” y “Parmi veder le lagrime” de Rigoletto. Obertura de Alzira. “Lunge da Lei… Dei miei bollenti spiriti… O mio rimorso” de La traviata

 

Juan Diego Flórez – tenor

Orquesta de Valencia

Riccardo Minasi – director

Foto: Toni Bofill

Fantástico concierto el que nos ofreció Juan Diego Flórez en el Palau de la Música Catalana junto a la Orquesta de Valencia dirigidos por Riccardo Minasi.

La primera parte estuvo dedicada en buena parte al clasicismo con partituras de Mozart y Gluck donde Juan Diego Flórez brilló especialmente. El cantante está en un momento más lírico y este repertorio lo borda aportando un precioso timbre de voz donde la voz fluye sin problemas con un dominio absoluto de la coloratura , la musicalidad y de la técnica. Sus interpretaciones de la aria de La flauta mágica fue deliciosa con un canto lírico y lleno de musicalidad, y la aria de Il re pastore llena de coloraturas que las ejecutó con perfecta articulación y fantástico fraseo. Las arias de la versión francesa de la ópera de Gluck “Orphée et Eurydice” las interpretó con gran maestría y sublime expresividad, creando el personaje con gran realismo, ya que hace poco que ha representado esta obra en el Teatro alla Scala y es un personaje que le va a la perfección tanto vocalmente como musicalmente, y que recreó unas arias de gran belleza con mucha personalidad y fantásticos fraseos musicales, interpretando “J’ai perdu mon Eurydice” con gran sensibilidad y un legatto precioso.

Para acabar la primera parte nos interpretó la aria “Tombe degli avi miei… Fra poco a me ricovero” de Lucia di Lammermoor con gran elegancia y expresividad, donde Flórez también borda este personaje muy adecuado para su vocalidad, con un canto precioso y de grandísima calidad, con esa manera tan bonita que tiene al explicar las cosas que canta con ese timbre tan precioso que posee. Hubo expresividad y generosidad en su canto con absoluta entrega a la música y hacia el público con esa gran facilidad que tiene para conectar con el público.

En la primera parte hubo tres partes orquestales donde la Orquesta de Valencia cumplió correctamente pero con desajustes pronunciados en la Obertura de Don Giovanni, con una dirección clara y fresca por parte del director Riccardo Minasi siempre pendiente del tenor, pero en la Obertura de Don Giovanni la introducción la interpretó el doble de rápida de lo que está anotado en la partitura y eso hizo que musicalmente no funcionara en absoluto.

La segunda parte estuvo dedicada a Massenet y Verdi donde Juan Diego Flórez interpretó una preciosa “Ah! fuyez, douce image” con un canto lírico y refinado, junto a la aria “Pourquoi me réveiller” con expresividad y emotividad. Las arias de Verdi de la ópera las bordó con un canto seguro, vivaz y muy teatral, junto a aria de La traviata “Lunge da Lei” donde sacó todas sus virtudes, su potencial y su expresividad con un canto inteligente y muy bien conducido en sus fraseo y emisión vocal para coronar un fantástico recital. El éxito fue tal que sacó sus guitarra para interpretarnos dos canciones y finalmente interpretó “Granada” con la orquesta. Las intervenciones orquestales fueron discretas por parte de la Orquesta de Valencia junto a un Riccardo Minasi seguro y preciso.

Foto: Toni Bofill