27 julio, 2021

Temporada del Teatro de la Zarzuela y del CNDM 20/21

Lunes, 8 de febrero de 2021

 

Robert Schumann

– Sechs Gesänge op. 107. Herzelied, Die Fensterscheibe, Der Gärtner, Die Spinnerin, Im Wald, Abendlied

Claude Debussy

– Trois Chansons de France CD 115. Rondel I, La grotte, Rondel II

Robert Schumann

– Lieder und Gesänge op. 96. Nachtlied, Schneeglöckchen, Ihre Stimme, Gesungen!, Himmel und Erde

– Sechs Gesänge op. 89. Es stürmet am Abendhimmel, Heimliches Verschwinden, Herbstlied, Abschied vom Walde, Ins Freie, Röselein Röselein!

Claude Debussy

– Trois poèmes de Stéphane Mallarmé CD 135. Soupir, Placet futile, Éventail

Robert Schumann

– Drei Gesänge op. 83. Resignation, Die Blume der Ergebung, Der Einsiedler

 

Christian Gerhaher – barítono

Gerold Huber – piano

Foto: CNDM – Rafa Martín

 

Siempre es un placer poder disfrutar de las artes interpretativas del barítono Christian Gerhaher en el “Ciclo de Lied”, acompañado  por su pianista habitual Gerold Huber.

En este concierto de la XXVII Temporada del ciclo escogieron un repertorio basado mayoritariamente por unos lieder menos conocidos de Robert Schumann, alternando con pequeñas Chansons de Claude Debussy. Combinación un tanto extraña, al alternar en diferentes bloques las obras Schumann y tres pequeñas piezas de Debussy, y volver a repetir esa combinación otra vez en el transcurso del concierto hizo que no acabara de cuajar muy bien por la diferencia de estilos musicales, por no haber ningún hilo conductor entre ellas y por la brevedad de las piezas de Debussy, y eso hizo que se hiciera poco atractiva y sensitiva esa combinación un tanto extraña. El repertorio que escogieron los intérpretes estaba compuesta por piezas muy calmadas y reflexivas, de carácter contemplativo y sosegado, tanto las de Schumann como las de Debussy, y eso hizo que no pudiéramos disfrutar de todo el esplendor vocal y interpretativo de Christian Gerhaher, ya que este barítono posee un gran esplendor vocal e interpretativo con un precioso y nítido timbre. Barítono de gran calidad musical y nobleza interpretativa con grandes dotes en todos sus registros de técnica impecable y dicción envidiable, con una manera muy creativa y sutil a la hora de expresar la música a través del texto, modulando su voz siempre para enriquecer la sonoridad y la expresividad de las frases musicales con nobleza y magnetismo.

La interpretación de las obras de Schumann fue muy musical con perfectos fraseos musicales y dicción exquisita, acompañados con minuciosidad y precisión por el pianista. Las obras de Claude Debussy fueron interpretadas con sensitiva profundidad de carácter más introvertido con un despliegue de dinámicas más expresionistas con un acompañamiento eficaz de Herold Huber, siempre atento al canto de Christian Gerhaher. Los intérpretes nos ofrecieron dos propinas al acabar el concierto de Schumann y Mendelssohn.

 

Foto: CNDM – Rafa Martín