26 octubre, 2020

XXVII Temporada del Ciclo de lied del Teatro de la Zarzuela y el CNDM

Martes, 13 de octubre de 2020

Gustav Mahler – “Des Knaben Wunderhorn” selección. Hugo Wolf – Abendbilder, Begegnund, BlumengruS, Gleich und gleich, FuSreise, Verborgenheit. Franz Schubert – Romanze “Der Vollmond strahlt”, Gretchen am Spinnrade, Wiegenlied, Der Wanderer an den Mond, Abschied

Anna Lucia Richter – mezzosoprano

Ammiel Bushakevitz – piano

Concierto elegante, de calidad vocal y musical. Anna Lucia Richter se estrenaba en el Ciclo de lied con un concierto desenfadado y ameno.

La mezzosoprano desplegó simpatía, delicadeza y saber estar en el escenario en todo momento con tres compositores fundamentales en el repertorio liderista, Mahler, Wolf y Schubert. Para esta ocasión la cantante eligió obras de poco peso dramático, menos unos pocos lieder más expresivos, por obras de un discurso un poco infantil y bucólico en el caso de Mahler, obras más contemplativas en el caso de Wolf y obras más lugareñas en el caso de Schubert.

Foto: CNDM – Rafa Martín

Empezó el recital con un emotivo “Ulricht” de Gustav Mahler, obra que forma parte del ciclo “Des Knaben Wunderhorn”, como los siguientes cinco lieder que interpretó, ya más alejados de la mística y emotiva musicalidad del primero de temática bucólica y campestre donde se evocaban un sinfín de cantos a la naturaleza y las criaturas animales que viven en ella, como si de una cuentacuentos se tratara narrando sus vivencias y interacciones entre los animalitos en el dulce bosque. Y para estas obras la mezzosoprano las abordó con frescura y buena narración de las historias, todo envuelto de un timbre interesante en su tesitura media y grave con facilidad vocal y expresividad de elegante fraseo y perfecta dicción. El pianista Ammiel Bushakevitz estuvo pendiente de la cantante en todo momento con un acompañamiento discreto de buen hacer, ya que la parte pianística de estas obras es un tanto simple y no requiere de grandes vuelos.

El siguiente compositor de la velada fue Hugo Wolf donde los intérpretes nos ofrecieron tres lieder entrelazados del pequeño conjunto de “Abendbilder” de carácter sereno de linea vocal homogénea con armonías melodiosas. donde lucieron una interpretación siempre elegante y bien conducida. Los siguientes cuatro lieder fueron de carácter más superficial con una temática más trivial y juguetona, donde se notó que la mezzosoprano se siente muy cómoda en este tipo de musicalidades y temáticas lideristas desenvolviéndose con total naturalidad y firmeza. Ya para acabar el bloque de Wolf interpretó el lied más expresivo “Verborgenheit” con plena voz y expresividad utilizando todos sus recursos vocales, juntamente al apoyo musical de calidad pianística y musical de su compañero.

El concierto se concluyó con el compositor Franz Schubert con cinco obras, donde las dos primeras eran más reflexivas e interesantes en su discurso musical con una interpretación lucida y de buen hacer, contrastado con las tres siguientes de carácter más melodioso y ameno, con un canto en todo momento de buena línea vocal, con elegante fraseo, con timbre cálido y aterciopelado de perfecta afinación y dicción, siempre con un acompañamiento impecable por parte del pianista.

Tuvieron una buenísima acogida por parte del público y que lo agradecieron con dos propinas.

Foto: CNDM – Rafa Martín