Monteverdi y Gardiner en el Palau de la Música

Temporada de “Palau 100”  2016-2017

Miércoles, 3 de mayo de 2017

Claudio Monteverdi: “Il ritorno d’Ulisse in patria” (concierto escenificado)

Furio Zanasi-Ulisse, Lucile Richardot-Penelope, Krystian Adam-Telemaco, Hana Blaziková-Minerva/Fortuna, Gianluca Buratto-Tempo/Nettuno/Antinoo, Michal Czerniawski-Pisandro, Gareth Treseder-Anfinomo, Zachary Wilder-Eurimaco, Anna Dennis-Melanto, John Taylor Ward-Giove, Francesca Boncopagni-Giunome, Robert Burt-Iro, Francisco Fernández-Rueda-Eumete, Carlo Vistoli-Umana Fragilità, Silvia Frigato-Aore, Francesca Biliotti-Ericela

English Baroque Soloists

Sir John Eliot Gardiner – director

 

“Il ritorno d’Ulisse in patria” es una ópera (drama per musica) en un prólogo y cinco actos (más tarde revisada en tres actos) con música de Claudio Monteverdi y libreto en italiano de Giacomo Badoaro, basada en la parte final de la Odisea de Homero. Se estrenó en febrero de 1640 en el Teatro San Cassiano de Venecia. Se clasifica dentro de la escuela veneciana de ópera del siglo XVII, con sus rasgos típicos de preeminencia de los solistas y práctica inexistencia del coro. Es una de las tres óperas que se conservan de Monteverdi.

En esta ópera introduce a Monteverdi en una forma radicalmente nueva de entender la ópera. Se trata de un espectáculo público y comercial vinculado a la República de Venecia que, a diferencia del exclusivo y lujoso mecenazgo aristocrático al que pertenece L’Orfeo, obliga a algunas limitaciones vocales e instrumentales, aunque facilita un equilibrio  ideal en el manejo de los afectos; se combina aquí el estilo recitativo de la ópera cortesana con formas más sensuales y ligeras, inspiradas en las ariette de los cancioneros para retratar a los personajes.

Foto: Toni Bofill

Con este concierto fue la primera vez que se ha escuchado esta obra íntegra en Barcelona, y este concierto forma parte de una gira internacional que hace Gardiner con las tres óperas de Monteverdi que se conservan, conmemorando el 450 aniversario de su nacimiento.

Gran interpretación de Gardiner junto a su formación instrumental English Baroque Soloist. La interpretación estuvo colmada de musicalidad, calidad orquestal, de dinámicas musicales conjuntamente a una variedad sonora. La versión estuvo siempre centrada en el texto y la acción de la ópera con grandes y diversos matices  cuando la música lo requería. Hubo un gran trabajo minucioso sobre la partitura con todos sus detalles musicales de la dramaturgia que posee la partitura con gran sentido teatral, y Gardiner estuvo siempre pendiente de los cantantes para que se pudieran expresar lo más cómodamente con una absoluta cohesión con la orquesta.

El reparto de la ópera fue de buen nivel por parte de todos los cantantes con una manera de cantar y expresarse muy similar entre ellos, con una técnica correcta, una buena linea vocal y un volumen similar entre todos ellos. A destacar el bajo Gianluca Buratto con una voz de bajo de gran calidad con una expresividad más destacable, y la mezzosoprano Lucile Richardot por su expresividad dramática.

Foto: Toni Bofill