Il viaggio a Reims en el Liceu

Temporada del Gran Teatre del Liceu 2017-2018

Días 13, 14, 15, 17, 18, 19 y 20 de septiembre de 2017

Il viaggio a Reims de G. Rossini. Drama giocoso en un acto. Libreto de Luigi Balocchi. Estreno el 19 de junio de 1825 en el Théâtre Italien de Paris. 

Corinna: Irina Lungu/Adriana González. Marquesa Melibea: Maite Beaumont/Marina Viotti. Condesa de Follevile: Sabina Puértolas/Leonor Bonilla. Madame Cortese: Ruth Iniesta/Marigona Querkezi. Cavallero Belfiore: Taylor Stayton/Juan de Dios Mateos. Conde de Libenskof: Lawrence Brownlee/Levy Sekgapane. Lord Sidney: Roberto Tagliavini/Baurzhan Anderzhanov. Don Profondo: Pietro Spagnoli/Pedro Quiralte. Barón de Trombonok: Carlos Chausson/Vincenzo Nizzardo. Don Alvaro: Manel Esteve/Gurgen Baveyan. Don Prudenzio: Alessio Cacciamani. Don Luigino: Jorge Franco. Delia: Paula Sánchez-Valaverde. Maddalena: Marzia Marzo. Modestina: Tamara Gura. Zefirino/Gelsomino: Beñat Egiarte. Antonio: Carles Pachón

Orquesta Sinfónica del Gran Teatro del Liceu

Director usical: Giacomo Sagripanti

Dirección de escena y espacio escénico: Emilio Sagi

Vestuario: Pepa Ojanguren

Iluminación: Eduardo Bravo

Copoducción: Rossini Opera Festival de Pesaro y Teatro Real de Madrid

Il viaggio a Reims es una ópera bufa con música de Gioacchino Rossini y libreto en italiano de Luigi Balocchi. Es la última ópera de Rossini en idioma italiano (todas sus obras posteriores fueron en francés), y que se estrenó con el título “Le voyage à Reims, ou l’Hôtel du Lys-d’Or. Fue un encargo para conmemorar la coronación del rey francés Carlos X en Reims en 1825.

PUESTA EN ESCENA

La puesta en escena de Emilio Sagi consiste en una pasarela en la parte delantera del escenario con un fondo blanco donde se cambia de color por medio de iluminación. Esta propuesta de solo utilizar la parte delantera del escenario es del todo incoherente, incomoda y aburrida, ya que toda la trama se reduce en uno pocos metros con poca movilidad para los cantantes , y con pocos recursos para la trama y la coreografía. En definitiva es un decorado minimalista, estático, estético, aburrido y muy poco interesante. A todo esto el vestuario se reduce a unos albornoces y toallas en la primera parte, y a unos vestidos negros para las mujeres y trajes negros para los hombres que no realzan para nada una ópera bufa, ya que puede dar mucho juego en colorido y formas en el vestuario, y más tratándose de una ópera que transcurre en un balneario de principios del siglo XIX.

SEGUNDO REPARTO

El segundo reparto de cantantes estaba compuesto por cantantes jóvenes debutantes con un buen nivel vocal, con una técnica resuelta y de unificación y equilibrio vocal entre todos ellos. Entre todos estos cantantes se ha de destacar la preciosa voz de la soprano Marigona Qerkezi con un volumen generoso, una voz muy dúctil y una técnica vocal impecable.

En la dirección musical a cargo del director de orquesta Giacomo Sagripanti se tiene que destacar la buena dirección con firmeza y precisión, controlando en todo momento los volumenes orquestales para equilibrarlos con los cantantes, y con una musicalidad fresca y enérgica.

Fotos: Antoni Bofill