13 mayo, 2021

“Júpiter y Semele” de Antonio de Literes en el Auditorio Nacional

Temporada del Centro Nacional de Difusión Musical, Auditorio de Madrid 20/21

Domingo, 7 de febrero de 2021

Antonio de Literes “Júpiter y Semele” – Zarzuela en dos actos con libreto de José de Cañizares. Estrenada en mayo de 1718 en el Teatro de la Cruz de Madrid

Júpiter – María Espada. Juno – Sabina Puértolas. Cupido – Maite Beaumont. Enarreta – Lucía Caihuela. Sátiro – Víctor Cruz

Al Ayre Español

Eduardo López Banzo – clave y dirección musical

 

JÚPITER Y SEMELE

La zarzuela Júpiter y Semele de Antonio de Literes, maestro de la Capilla Real y autor de una importante obra dramática, se conserva en una única partitura manuscrita en Évora, mientras que el libreto de José Cañizares, se halla en la Biblioteca Nacional de España. La obra está compuesta por de elementos dramáticos y musicales de tradición española (coros, danzas, seguidillas, coplas con estribillos), como de elementos italianos (recitativos y arias). En esta zarzuela se escuchan los ecos del teatro barroco calderoniano a través de un argumento mitológico inspirado en las Metamorfosis de Ovidio: la bella Semele, amada por Júpiter, perecerá abrasada por éste cuando engañada por Juno le pide a su enamorado que comparezca ante ella con todos sus atributos, que incluyen relámpagos calcinadores para un mortal. Aunque el papel de Semele es en exclusiva recitado, abunda de bellas arias para los otros personajes -Cupido, Juno, Júpiter- de estilo italiano con acompañamiento orquestal, por lo general precedidas de recitativos, mientras que Enarreta y Sátiro interpretan coplas y seguidillas de marcado acento popular.

Antonio de Literes

Maravillosa zarzuela “Júpiter y Semele” de Antonio de Literes de gran interés musical con una escritura exquisita llena de sensibilidad, expresividad, de colorido musical, de dinámicas y fraseos, de riqueza tímbrica con un amplio abanico de sensaciones, de virtuosismo vocal e instrumental. Toda esta diversidad musical estuvo perfectamente trabajada e interpretada por un inspirado Eduardo López Banzo que ha hecho una gran labor al recuperar esta obra con un trabajo minucioso conjuntamente con su agrupación orquestal Al Ayre Español, y que se tiene que agradecer que estén recuperando nuestro repertorio musical olvidado.

El año 2003 esta agrupación realizaron la grabación de esta obra, y han aprovechado esta ocasión para volver a interpretar la zarzuela con un elenco de cantantes renovado, y con el paso de los años la interpretación a cobrado madurez y asentamiento, creando una versión de profunda comprensión llena de matices, con expresividad, con una musicalidad exquisita llena de vida.

En la parte vocal estufo excelentemente interpretada por María Espada (Júpiter) con un precioso timbre vocal de exquisita sensibilidad con expresividad y entrega, con excelente proyección vocal de esplendida musicalidad creando alguno de los momentos más especiales de la velada. Sabina Puertolas (Juno) dotó a su personaje de rebosante personalidad con una arrolladora presencia, de canto virtuoso con una técnica impecable, con un canto sincero de fraseos bien dibujados con una voz de timbre homogéneo en toda su tesitura y emisión brillante. Maite Beaumont (Cupido) de presencia vocal con un aterciopelado timbre de emisión clara y segura con amplio abanico de sonoridades y expresividades, encarnó su personaje con nobleza y virtuosas agilidades. Lucía Caihuela (Enarreta) le dio a su personaje desparpajo y humor con extrovertida expresividad con un canto bien resuelto, juntamente con su acompañante Víctor Cruz (Sátiro) que estuvo perfecto en los dúos cómicos con Lucía Caihuela dando el toque chisposo de la obra con fuerza y frescura.

Foto: CNDM – Elvira Megías

Al Ayre Español, agrupación dedicada al repertorio historicista mayormente barroco, es un grupo instrumental de alto nivel con unos músicos que dominan técnicamente a la perfección sus instrumentos con virtuosismo y calidad musical, creando sonoridades de interesantes texturas con fuerza expresiva y perfecta conjunción entre ellos con brillantez, liderado por el talentoso Eduardo López Banzo creando unas interpretaciones únicas, frescas y llenas de vida con un trabajo minucioso en todo lo que hacen de gran valor, regalándonos la interpretación de “Júpiter y Semele” que fue una verdadera delicia poder disfrutarla en vivo y directo, y que esperemos que se puedan seguir recuperando obras como esta de nuestro patrimonio cultural.

Foto: CNDM – Elvira Megías