Ecos de la antigua Europa con el Cor de Noies de l’Orfeó Català

Temporada del “Cicle Coral Orfeó Català” 2017-2018

Sábado, 14 de abril de 2018

Llibre vermell de Montserrat -O virgo splendens. Cançoner d’Uppsala -Si la noche hace escura. Cancionero de Palacio -Ay linda amiga. Anónimo -Soberana María. Francisco Guerrero -Pastor quien madre virgen -Si tus penas no pruebo. Andrea Falconieri -Folías echa para mi señora Doña Tarolilla de Carallemos (instrumental). Marco da Gagliano -Fanciulletta ritrosetta. Girolamo Frescobaldi -Begli occhi. Claudio Monteverdi -Perche se m’odiavi. Filippo Vitali -S’el sol si scosta. Giacomo Carissimi -Partenza dalla sua donna.

Joseph Bodin de Boismortier -Sonata para violonchelo y continuo en Sol menor, op. 26 núm V (instrumental). Marc-Antoine Charpentier -Salve Regina, H 18. William Williams -Sonata in imitation of birds (instrumental). Georg Friedrich Händel -Converse/Nodi voi. Henry Purcell – Fragmentos de la Oda para el aniversario de la reina Mary “Come ye sons of art”, Sound the trumpet”, “Strike the viol” -de Bonduca “Sing ye druids”.

Vespres d’Arnadí: Sara Parés y Tiam Goudazi – flautas. Oriol Aymat – violonchelo. Josep Maria Martí – guitarra y tiorba. Dani Espasa – organo y clave.

Cor de Noies de l’Orfeó Català. Solistas: Teresa Guisado, Neus Llorens, Maria Martín, Andrea Megías, Andrea Mercadal, Maria Molina, Sila Pintó, Natàlia Sánchez, Cristina Tena, Marina Torra.

Buia Reixach i Feixes – directora

 

Precioso concierto el que nos ofrecieron el Cor de Noies de l’Orfeó Català juntamente con Vespres d’Arnadí dirigidos por Buia Reixach i Feixes.

Interesante y cálido repertorio el que se escogió para el concierto interpretado con gran profesionalidad de todos los interpretes. En la primera parte se interpretaron pequeñas piezas vocales datadas entre el siglo XIV y 1660 interpretadas cronológicamente. La primera obra fue “O Virgo splendens” donde el coro cantó distribuido a lo largo del patio de butacas ordenadas en dos filas y que envolvían todo el espacio con Buia Reixach dirigiendo desde el escenario, y la cual cosa fue exquisita con un sonido envolvente de precioso y cuidado timbre creando una atmósfera especial y mágica por la disposición de las cantantes. A partir de la segunda obra el coro se situó en el escenario junto a los músicos.

La primera parte fue evolucionando con gran calidad interpretativa y vocal, donde se pudo apreciar durante todo el concierto el gran trabajo que desenvuelve de Buia Reixach junto al Cor de Noies donde todo está trabajado hasta el último detalle en el sonido, en las voces, en la dicción, en la cohesión entre las cantantes, en el equilibrio entre las voces, en crear un timbre personal del coro con una gran calidad musical y en un excelente trabajo vocal de cada cantante del coro una por una en su formación, con una dirección clara de inteligencia musical. Esto hace que este coro posea un nivel de gran excelencia y que su nivel sea completamente profesional tanto técnicamente como musicalmente. Entre las jóvenes cantantes y su directora hay una especial comunicación donde crean un vinculo musical muy sensitivo, muy personal y muy especial, creando arte a través de la música, donde el coro disfruta en sus interpretaciones y hace disfrutar al público.

Preciosas interpretaciones de “Ay linda amiga, Soberana amiga, Si tus penas no pruebo” con un sonido delicado y de noble timbre, juntamente con las obras de compositores italianos. En la primera parte hubo obras donde intervinieron las solistas del coro a dúo trio o quinteto, como “Begli occhi” de Frescovaldi, donde su interpretación fue fresca con una emisión vocal pulida, con seguridad escénica, buen legatto y perfecta afinación, alternándose con obras para el coro y una obra instrumental, Folías echa para mi señora de Andrea Falconieri, interpretada excelentemente por Vespres d’Arnadí con una esplendida y virtuosa ejecución de los flautistas.

La segunda parte empezó con otra fantástica interpretación a cargo de Vespres d’Arnadí de la Sonata para violonchelo y bajo continuo de Boismortier y una tercera pieza interpretada espléndidamente por los dos flautistas de la Sonata in imitation of birds de William Williams.

El Coro nos interpretó el Salve Regina de Charpentier con todo su esplendor vocal y tímbrico, y acabaron el concierto con tres partes de la Oda para el aniversario de la reina Mary y Sing ye druids de Bonduca de Purcell con gran frescura, calidad interpretativa y gran comunicación con un sonido esplendido que se pudo disfrutar durante todo el concierto, con una interpretación llena de musicalidad y de contrastes sonoros, y con el potencial de las cantantes y la música hecho preciosismo sonoro.