Hagen Quartett en el Palau de la Música

Temporada de “Palau Cambra” 2016-2017

Miércoles, 26 de abril de 2017

Franz Joseph Haydn

– Cuarteto para cuerdas en Re menor op. 76 núm. 2, Hob. III:76

– Cuarteto para cuerdas en Si bemol mayor op. 76 núm. 4, Hob. III:78

– Cuarteto para cuerdas en Mi bemol mayor op. 76 núm. 6, Hob. III:80

 

Hagen Quartett

Lucas Hagen y Rainer Schmidt – violines

Veronika Hagen – viola

Clemens Hagen – violonchelo

 

En la música de cámara , esta última serie de cuartetos de Haydn mira definitivamente hacia el futuro. La década de los años 1790 eran tiempos del servicio de los Esterházy, en la época avanzada de la vida del compositor. Compuso un grupo de seis cuartetos de cuerda que fue una estrategia comercial, ya que eran tiempos en que Haydn a través de sus editores, empezó a formar parte del nuevo orden industrial-comercial, y la venta de su música comenzó a forjar la nueva situación de los artistas románticos, ser independientes del poder cortesano. Los Cuartetos op. 76 estaban inmersos en esta nueva situación que daba más poder a los compositores por su valúa artística, y así la música resulta más inventiva y enriquecedora que los cuartetos de épocas anteriores.

Gran concierto el que nos ofrecieron el Hagen Quartett lleno de sabiduría y gran calidad artística.

La interpretación de los tres Cuartetos para cuerdas de Haydn fue una verdadera clase magistral de como se debe interpretar la música, con una absoluta madurez tanto musical como técnica. Con una absoluta entrega a la música, con una inteligente y depurada interpretación de la música de Haydn.

El Hagen Quartett cuando interpretan la música en el escenario emanan un amor profundo por la música y por lo que están haciendo con una personalidad muy marcada. Sus interpretaciones están llenas de un estudio minucioso de la música y del conjunto instrumental con todos sus detalles trabajados para darle un sentido global a la obra. El trabajo que hacen del cuarteto de cuerda está completamente ajustado y cohesionado, al convertirse sus cuatro interpretes en una sola unidad, donde todo está en su sitio y en el porqué se interpreta de esa manera. Sus cuatro componentes son músicos de alto nivel para abordar cualquier dificultad que se les ponga por delante, con total control y efectividad, con claridad y buena articulación.

La música de Haydn la interpretaron con gran musicalidad y grandes matices del forte más enérgico al pianissimo más delicado y etéreo, creando un gran despliegue de dinámicas diferentes con grandes fraseos musicales, con gran virtuosismo en sus escalas y arpegios, con gran frescura musical cuando lo requería y un gran lirismo en otros momentos. Fue un Haydn dinámico y expresivo aprovechando todos los recursos sonoros de las cuerdas con una grandisima calidad sonora y una profunda interpretación.