La Quinta Sinfonía de Shostakovich y la ONE

Temporada de la ONE 2019-2020

Sábado, 23 de noviembre de 2019

Joseph Haydn

-Sinfonía núm. 104 en re mayor, Hob. I/104

Dmitri Shostakovich

-Sinfonía núm. 5 en re menor, opus 47

Orquesta Nacional de España

Christoph Eschenbach – director

La Sinfonía núm. 104 , Hoboken I/104, es la última sinfonía escrita por Haydn. Es la última de las doce Sinfonías de Londres y es conocida como la Sinfonía Londres. Fue compuesta por encargo para su segunda gira en Londres, y estrenada bajo su dirección el 4 de mayo de 1795.

La versión que nos ofrecieron Christoph Eschenbach y la OCNE fue correcta con ligereza en sus tempos, con acentos musicales que ayudaba en la comprensión en sus frases musicales con un sonido nitido y bien articulado de la orquesta. Hubo pocos contrastes sonoros entre el piano y el forte, ya que los fortes no llegaron a serlos como tal y eso hizo que le faltara garra a la interpretación. La dirección de Eschenbach fue elegante, clara y precisa .

La Sinfonía núm. 5 de Dmitri Schostakovich fue compuesta entre los meses de abril y julio de 1937 como una reacción del músico contra el criticismo, para la celebración del vigésimo aniversario de la revolución de octubre. Se estrenó en Leningrado el 21 de noviembre de 1937, interpretada por la Orquesta Filarmónica de Leningrado dirigida por Yevgeny Mravinsky, logrando un enorme éxito. Según el gran violonchelista Rostropovitch la gran ovación que acogió su estreno evitó a Shostakovich su desaparición. En enero de 1938 la obra era presentada en Moscú y luego en New York, París, logrando siempre un extraordinario éxito. Pronto se convirtió en una de sus obras más populares. Está orquestada para dos flautas, piccolo, dos oboes, dos clarinetes, clarinete en mi bemol, dos fagots, contrafagot, cuatro trompas, tres trompetas, dos trombones, trombón bajo, tuba, dos arpas, piano, celesta, timbales, caja, bombo, platillos, xilófono, glockenspiel, triángulo y cuerda.

Buena interpretación de la Quinta de Schostacovich. Hubo dramatismo y lirismo en la versión con buenos fraseos internos de cada sección de la orquesta. Primer y segundo movimientos vigorosos con buenos unisonos en el primero de la cuerda y un metal brillante, y en el segundo un rítmico vals satírico que posee la partitura. Un tercer movimiento bien trabajado en su sonoridad más lúgrube con elegante fraseo. El cuarto movimiento tuvo ya un carácter más dramático con un pleno orquestal, donde la partitura posee una gran orquestación llena de matices y texturas diferentes, que se interpretaron perfectamente con grandes contrastes sonoros con fuerza interpretativa y un final esplendoroso. Dirección firme y clara de Christoph Eschenbach con una ONE entregada de cuerda compacta, metal brillante y percusión precisa con equilibrio orquestal en todo momento.