19 enero, 2021

Juan de la Rubia en el ciclo “Bach Vermut”

Temporada del CNDM “Bach Vermut” 2020/2021 en el Auditorio Nacional de Música

Sábado, 21 de noviembre de 2020

Johann Sebastian Bach – Toccata y fuga en Fa mayor BWV 540, Coral “Allein Gott in der Höh sei Ehr” BWV 662, Contrapucntus XI de El arte de la fuga BWV 1080. Felix Mendelssohn – Variations sérieuses op. 54. Johann Sebastian Bach – Adagio en La menor BWV 564, Passacaglia y fuga en Do menor BWV 582

Juan de la Rubia – organo

Fantástico concierto de Juan de la Rubia dedicado en su mayor parte a la música de Johann Sebastian Bach, que con este concierto se inauguraba la Temporada “Bach Vermut” 20/21 del CNDM en el Auditorio Nacional de Madrid.

Empezó el concierto con la brillante Tocata y Fuga en Fa mayor BWV 540 de J. S. Bach interpretada de manera excelente por el organista con perfecta articulación y dinámica en su musicalidad en la Tocata con un discurso musical enérgico y de calidad, seguida de la Fuga donde se pudieron oír a la perfección las cuatro voces que componen la partitura con claridad y perfecto discurso musical de fraseos inteligentes y bien ejecutados.

Prosiguió el concierto con el coral “Allein Gott in der Höh sei Ehr” y el Contrapuntus XI de El arte de la fuga a cuatro voces, interpretados con precisión y soltura.

Foto: CNDM – Elvira Megías

La única partitura del programa que no era de Bach fue las “Variations sérieuses” de Felix Mendelssohn, obra escrita para piano que consta de un tema con 17 variaciones, y que Juan de la Rubia la trasladó al órgano con gran acierto, ya que la partitura se adapta a la perfección al instrumento. Fue interpretada con excelente musicalidad y expresividad llena de contrastes sonoros aportando riqueza sonora con los diferentes registros del órgano con todo el virtuosismo que requiere la obra.

Seguidamente continuó el concierto con el precioso Adagio en la menor BWV 564 de Bach interpretado con sensibilidad y precioso fraseo musical.

Concluyó el concierto con la monumental Passacaglia y fuga en do menor BWV 582 de Bach a cuatro voces, escrita sobre un Ostinato de ocho compases que se va repitiendo durante toda la partitura. Partitura escrita de una manera magistral, de como va pasando el ostinato por las voces a medida que va transcurriendo la obra y su multitud de formas diferentes en las que se convierten las otras voces con sus cambios rítmicos creando una obra maestra para el órgano. Juan de la Rubia fue conduciendo la partitura de poco a poco in crescendo, crenado una tensión musical absolutamente interesante llena de fraseos y texturas llegando a la parte final con esplendorosa musicalidad donde culmino con profunda expresividad. Organista que posee un total dominio del teclado y los pedales con una técnica impecable y virtuosismo de madura comprensión musical, donde se juntó la genialidad de la escritura de Johann Sebastian Bach con el gran talento de Juan de la Rubia, y que el concierto fue tan interesante que se hizo absolutamente corto.

Foto: CNDM – Elvira Megías