26 octubre, 2020

Concierto inaugural del XVII Ciclo de Lied del Teatro de la Zarzuela y el CNDM

Temporada del Teatro de la Zarzuela 20/21

Lunes, 28 de septiembre de 2020

Franz Schubert – Waldesnacht D 708, Im Frühling D 882, Das Heimweh D 456, Abendstern D 806, Herbst D 945.

Hugo Wolf – Italienisches Liederbuch IHW 15 (selección). Auch kleine Dinge. Der Mond hat eine schwere Klag erhoben. Geselle, wolln wir uns in Kutten hüllen. Benedeit die sel’ge Mutter. Heut Nacht erhob ich mich um Mitternacht.

Frank Martin – Sechs Monologe aus “Jedermann”. Ist alls zu End das Freudenmahl. Ach Gott, wie graust mir vor dem Tod. Ist als wenn eins gerufen hätt. So wollt ich ganz zernichtet sein. Ja! Ich glaub: solches hat er villbracht. O ewiger Gott! O göttliches Gesicht!

Florian Boesch – barítono

Justus Zeyen – piano

Florian Boesch y Justus Zeyen inauguraron con su concierto el XXVII Ciclo de Lieder del Teatro de la Zarzuela y el CNDM, siendo el barítono artista residente de dicho ciclo en esta temporada 20/21 con dos recitales más.

La velada empezó con Franz Schubert donde la interpretación de Florian Boesch y Justus Zeyen fue camerística y de musicalidad instrumental en la lineal vocal del barítono. Uso su voz más como instrumento a la par del piano sin tanto lirismo con asemejanza a la articulación pisnistica de su compañero, con sonidos más neutros con articulaciones precisas y con gran énfasis del texto. La voz de Boesch estuvo llena de matices con colores cálidos y de bello timbre vocal, a la par del pianista que se cohesionó a la perfección con el barítono.

Foto: CNDM – Rafa Martín

El concierto prosiguió con las partituras intimistas e introvertidas de Hugo Wolf con una selección de los “Italienishes Liederbuch”. El barítono centró su canto con una interpretación más intimista y abstracta creando momentos más expresionistas como si de un lienzo se tratara. Hugo Wolf fue un compositor un tanto atormentado en su vida personal y con una gran influencia y admiración hacia la música de Wagner, y eso se transmite en su música que es una mezcla de profundidad emotiva con gran belleza y calidad en su escritura con dramatismo musical y introspección personal, y todos estos detalles los supo plasmar Florian Boesch juntamente con el pianista en su ejecución musical. Su interpretación vocal fue expresiva con luces y sombras musicales en su fraseo con una gran coherencia en el texto de las obras , siempre dándole el sentido literal de las palabras conectadas con la música, y con un gran abanico de colores musicales y expresividades con un absoluto control técnico-vocal, juntamente con un musical y de perfecta ejecución pianística de Justus Zeyen.

El último bloque del concierto estuvo dedicado a la música de Frank Martin con su obra “Sechs Monologe aus Jedermann”, obra profunda y desgarradora sobre “El rico que se enfrenta a la muerte y que le da un breve plazo para presentarse ante el juicio divino. Abandonado por todos, sólo acuden a su auxilio las buenas obras y la fe” de la obra de Hugo von Hofmannshal. Esta obra de Frank Martin es un gran reto para cualquier interprete que se adentre en su música por su crudeza, dramatismo y implicación emocional, y donde Florian Boesch fue un intérprete espectacular en su ejecución. Su interpretación fue visceral y expresiva con una lectura profunda de total comprensión del texto y del discurso musical de Frank Martin. Supo desgranar la compleja partitura haciéndola suya interiorizando toda la esencia y creando una interpretación desgarradora con gran fuerza y dramatismo. Desplegó todas sus cualidades vocales y musicales con una voz de poderoso timbre llena de matices y de fraseos musicales para poder expresar a la perfección toda la esencia de la obra, todo ello con una técnica impecable que le facilitó modular la voz adecuada en su canto para cada momento. El pianista Justus Zeyen fue un gran compañero de viaje en la interpretación de esta obra cohesionándose a la perfección con el cantante para regalarnos una versión impactante de la obra de Frank Martin.

El concierto acabó con una propina de Franz Liszt con al interpretación del precioso y intimista lieder “Über allen Gipfeln ist Ruh”, que los interpretes nos deleitaron con una exquisita interpretación.

Foto: CNDM – Rafa Martín