Concierto inaugural de la OCNE

Temporada de la OCNE 2019-2020

Sábado, 5 de octubre de 2019

Gustav Mahler – Sinfonía núm. 2 en do menor “Resurrección”

Marisol Montalvo – soprano

Anna Larsson – mezzosoprano

Orquesta y Coro Nacionales de España

Christoph Eschenbach – director

La Sinfonía núm. 2 de Gustav Mahler con el sobre nombre “Auferstehung” (Resurrección) fue compuesta entre 1888 y 1894.

La Sinfonía nació como Titenfeier (Ritos fúnebres), un poema sinfónico en un movimiento basado en el drama poético Dziady del poeta polaco Adam Mickiewic, que Mahler concluyó la partitura en 1888. Cuando Mahler empezó a tener prestigio como director de orquesta le presentó la partitura al director Hans von Bülow que la consideró antimusical. Mahler desanimado por la valoración abandonó la partitura durante unos años, y fue en 1893 que recuperó la partitura y le agregó tres movimientos más,origen de su segunda Sinfonía. En el funeral del director Hans von Bülow se interpretó una musicalización de la Oda Aufersteh’n (Resurercción) del poeta alemán Friedrich Gottlieb Klopstock, que fue para él una revelación el texto y que decidió incluir el poema en su Segunda Sinfonía para concluirla en 1894.

Perfecta partitura para inaugurar la Temporada de la OCNE 2019-2020 donde tuvimos en el escenario al Coro y Orquesta Nacionales de España con todo su esplendor dirigidos por el principal director invitado de las formaciones Christoph Eschenbach.

Pudimos disfrutar de una interpretación enérgica con variados matices. Christoph Eschenbach dirigió un primer movimiento con fuerza y dramatismo en su introducción con una sección de violonchelos compacta y potente, con una cuerda densa, vientos precisos y una articulación marcada durante todo el movimiento con grandes contrastes sonoros y dinámicos en su fraseo de carácter dramático como requiere la partitura.

El segundo y tercer movimiento fueron fueron más planos musicalmente, de sonoridad más discreta desembocando aun cuarto y quinto movimientos de más expresividad.

En el cuarto movimiento entra la voz de la mezzosoprano con el estremecedor “O Röschen rot!” (¡Pequeña rosa roja!) que es de un momento de gran belleza musical y de gran profundidad interpretado por la mezzosoprano Anna Larson, que es una gran especialista en esta partitura, con una voz cálida de timbre aterciopelado y perfecta dicción, con un fraseo exquisito y profundidad expresiva. Se fue entrelazando el cuarto y quinto movimiento con el Coro en pianissimo de gran control vocal y equilibrio entre las voces, y seguidamente es el momento en que la soprano entra con “O glaube” (Oh, créeme) interpretado correctamente por la soprano Marisol Montalvo. La partitura va creciendo en intensidad y musicalidad con todos los intérpretes entre un dúo de soprano y mezzosoprano intercambiando con el coro, culminando con el esplendoroso final Sinfónico-coral “Aufersteh’n, ja aufersteh’n. Wirst du, mein Herz, in einem Nu! Was du geschlagen. Zu Gott wird es dich tragen!” (Resucitarás, sí, resucitarás corazón mío, en un instante. ¡Lo que has derrotado te guiará hasta Dios!). La interpretación de la última parte de la sinfonía fue brillante con una batuta firme y precisa. El Coro estuvo perfecto en su intervención con un sonido compacto y potente, juntamente con la Orquesta que estuvo precisa y equilibrada en todo momento.